EL INTERPRETE EN EL SIGLO XX

EL INTERPRETE EN EL SIGLO XX


La evolución de la ejecución y la técnica de los instrumentos de arco ( cuerdas frotadas) sufrió una revolución muy notable a partir de los mediados del siglo veinte.

Todos estos instrumentos sufrieron muy pocos cambios en sus estructuras originales. No obstante me referiré específicamente al violoncelo que al igual que los otros instrumentos fue utilizado por los creadores con los mas variados recursos que obligan a los intérpretes a desarrollar otros ejercicios técnicos específicos para lograr así una ejecución mas  exacta y acertada de la obra a interpretar.-

Estos nuevos ejercicios técnicos exigen del – ejecutante-interprete un dominio muy elevado de la manera tradicional de tocar el violoncelo, así al adjuntar todos los nuevos recursos el resultado será una ejecución plena en cualidades y calidades sonoras e interpretativas.-

Esta novedosa manera de ejecución obliga al interprete a ser algo mas que un mero repetidor de clichés  ya establecidos, por lo contrario aportar un verdadero compromiso de interprete, re- creador de la obra a ejecutar.-

Sin dudas es un compromiso humano y estético muy importante dado que es tradicional en la humanidad que toda novedad de avanzada no es aceptada por el gran publico.

–Esto implica del interprete una toma de conciencia de su  rol, como un verdadero difusor de la música de su tiempo.-

Personalmente creo que todo artista–interprete, que permanece encerrado en un mismo repertorio ,cae inevitablemente en una actitud rutinaria de la ejecución de su instrumento ,lo cual va en desmedro cada vez mayor del compositor que queremos hacer escuchar.-

Sin dudas es importante para el interprete en general participar de las mas  variadas manifestaciones artístico musicales. -De  no ser así  imaginemos un ejecutante  cualquiera, condenado  a tocar siempre la misma zamba, el mismo tango, la misma obra de Mozart,  el mismo rock. –Ocurriría, al cabo de un tiempo que  este instrumentista, no escucharía, se enloquecería, se aburriría, etc, etc.- En cambio, si variamos esta actitud cerrada, rutinaria, por una mas abierta, pluralista, imaginativa, fantasiosa, etc, etc, el interprete alcanzaría goces mas profundos, con respecto a este fenómeno maravilloso que es la música.-

No cabe duda, que el oyente atento y sensible a la música percibirá también de otra manera la obra abordada por un interprete que cumpla con los requisitos arriba mencionados.-

Estoy profundamente convencido  que en la autenticidad de los conocimientos y la nobleza de los sentimientos, mezclados en un equilibrio ideal, – llegamos a confundirnos en el abrazo del amor sublime con la maravilloso diosa que es la MUSICA.-

Updated: marzo 8, 2014 — 4:03 pm
Leo Viola: violoncellista y maestro © 2014 Frontier Theme